Programa de

Educación Tecnoemprendedora

Programa Tecnoeduca

Actualizado: 5 Septiembre 2004

Patrocinan:

Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción

Agencia de Cooperación Internacional, AGCI
Gobierno de Chile Gobierno de Chile
Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción Agencia de Cooperación Internacional, AGCI
Indice

1.   La Educación Tecnológica como Fundamento

2.   Formando Tecnoemprendedores para Clusters Tecnológicos

3.   El Centro de Promoción de Tecnoemprendedores: apoyo, animación y asistencia técnica
4.   La Multimedia Educativa del Programa de Educación Tecno-Emprendedora
5.   Rol del Instituto para la Investigación y Desarrollo Industrial, IIDI®
6.   Referentes del Programa de Marketing Educativo
7.   Resultados Esperados del Programa de Marketing Educativo
8.   Conclusiones
 

1.   La Educación Tecnológica como Fundamento

Chile se está quedando atrás en la carrera tecnológica, lo que se explica por los rezagos y debilidades de prácticamente todos los elementos que forman su plataforma de transferencia, sostuvo un estudio efectuado por José Joaquín Brunner en conjunto con el Instituto de Economía de la Universidad Adolfo Ibáñez, y dado a conocer ya en Abril 2002.
 
Apoyar las actividades escolares con las diferentes disciplinas de la enseñanza básica, media y superior requiere saber lo que se desea hacer, la forma cómo se hará y los resultados que se pretenden obtener. Para que esta integración sea exitosa, las instituciones deben basarse en un Plan Estratégico, que defina hacia donde ir, cómo avanzar y reconocer, en primer lugar, los factores críticos de éxito, para luego determinar los procedimientos que permitan implementarlos y que aseguren su eficiencia.
 
Desde 1990 el Parque de Ciencias Cajón del Maipo (PCCM) ha venido realizando estudios y definiendo acciones tendientes a crear el contexto para hacer atractiva la inversión extranjera en plantas de manufactura de alta tecnología, de lo cual ha determinado que, por la experiencia internacional observada, el éxito depende de cuatro factores que se pueden resumir en los siguientes:
  1. Zona industrial precisa, para crear las condiciones locales que permitan instalar una planta de manufactura de alta tecnología, de tecnología básica, con todos los servicios, vías de transporte y amenidades que ello implica, o Zona de Atención.
  2. Red de Pequeñas y Medianas Empresas, Pymes, que sean elegibles por el inversionista para invertir en ellas aportando tecnología de sostén o soporte, como proveedor local de los insumos que requiere la tecnología básica
  3. Red de Incubadoras Tecnológicas, asociada a sus respectivas universidades con carreras de ciencia e ingeniería (tecnología), donde se fogueen e incuben las ideas de negocio de sus estudiantes emprendedores
  4. Comunidad Local amistosa y hospitalaria para el trabajador de alta tecnología, desde operarios hasta profesionales y ejecutivos (extranjeros) en torno a la Zona de Atención.

Cada una de estas condiciones exige un tratamiento detallado y un avance coordinado entre ellas para lograr el éxito, representado por un parque industrial de empresas de tecnología, ya sea como parque tecnológico o parque de ciencias. Sin embargo todo comienza con un programa de educación enfocado hacia esa Zona de Atención, cuyas fronteras pueden ser tan estrechas como las de una comuna y tan amplias como las del país. Programa que permita modelar a los miembros de la comunidad local, como partícipes de la sociedad del conocimiento.

 

Si deseamos dejar de ser proveedores sólo de commodities, la experiencia internacional nos indica que necesariamente debemos transitar por ese camino de cuatro pasos, definida la zona de atención, comenzando por el de la educación donde la definición de tecnologías dicta la estrategia del conocimiento básico requerido.

 
En esto se basa la estrategia de este programa de educación: considerar a la Educación Tecnológica como fundamento para el Aprendizaje de Matemáticas y Ciencias con fuertes valores de trascendencia, con el Aporte de Empresas de Tecnología. Al índice
 
2.   Formando Tecnoemprendedores para Clusters Tecnológicos
 

Los avances en la tecnología, la investigación y la pedagogía plantean el reto de orientar nuestra visión de la educación para hacerla acorde con las demandas y características de la época. Esta reorientación comprende la modificación de las ideas y prácticas pedagógicas, la ampliación de la cobertura de servicios en ambientes diferentes a la escuela con grupos poblacionales que tienen necesidades diversas, mediante la creación de formas novedosas para llegar a ellos, gracias a un trabajo conjunto entre educadores y los profesionales de las tecnologías definidas.

 
Incorporar nuevas tecnologías a la educación, con el fin de responder a la concepción diferente del aprendizaje que se plantea para los miembros de la Comunidad de la Zona de Atención, requiere:
  • De profesores, con la posibilidad de crear, facilitar e interactuar en situaciones de aprendizaje participativas dentro y fuera de los contextos escolares, en un trabajo innovador fundamentado en el reconocimiento de que todo estudiante tiene derecho y requiere aprender, de la individualidad y la diversidad de los alumnos, en la convicción de que el aprendizaje es un proceso vivencial, fruto de la reflexión, la discusión, el análisis, la interacción y la retroalimentación grupal.

  • De una escuela, que propicie las condiciones para que los alumnos puedan construir sus conocimientos interactuando con medios de comunicación, directa y electrónica, caracterizados por la interactividad y por su posibilidad de uso individual y grupal.

  • De una oferta de educación tecnológica, expresada en productos y servicios comerciales posibles de utilizar como soporte para el aprendizaje de matemáticas y ciencias básicas inherentes a la tecnología, que permitan al estudiante conocer el contexto social, productivo y de consumo en el cual se aplican los conocimientos.

  • De una comunidad educativa organizada, que esté pronta a valorar

    • el aprendizaje tecnológico en los distintos grados y especialidades de sus estudiantes

    • el espíritu tecnoemprendedor, desarrollados por miembros de la comunidad, sean éstos estudiantes, sus familiares o vecinos.

    • los valores de trascendencia primados por el amor y el respeto, como base de la formación de ambientes de paz y armonía.

Con el ánimo de lograr una acción educativa más pertinente y exitosa, partiendo de las consideraciones anteriores, se define el Programa de Educación TecnoEmprendedora (Programa ETE), al cual suscriben los Centros Educativos afiliados a la Corporación Indoamérica®, como una experiencia de transformación, en la cual la Educación Tecnológica y la Informática Educativa se constituyen en los ejes curriculares, de tal forma que cumplen las siguientes funciones:
  • Son mediadores de los aprendizajes de matemáticas y ciencias, en tanto justifican y posibilitan el acceso a diferentes fuentes de información, provee ambientes dinámicos con múltiples alternativas de interacción, ofrece opciones de globalidad, innovación didáctica y no linealidad.
  • Son motivadores, de fuerzas de integración social, facilitando el contacto y la comunicación de los estudiantes hacia la familia, su vecindario y hacia comunidades educativas distantes, de otras comunas o ciudades, posibilitando el fortalecimiento de sus cualidades de liderazgo, tecnológico y social.
  • Son facilitadores, del emprendimiento de servicios, sobre la base de los productos tecnológicos que, incorporados a las prácticas experimentales de laboratorios de Educación Tecnológica, circulan en kits en los distintos colegios afiliados al Programa ETE
El planteamiento de la Educación Tecnológica y de la Informática Educativa como ejes transversales en el currículo, como modelo interdisciplinar, está basado en el enfoque educativo de "Aprendizajes Significativos" concepción que lo define como el "proceso por el cual se relaciona una nueva información con algún aspecto ya existente en la estructura cognitiva de un individuo y que es relevante para el material que se desea aprender"; y a la vez está orientado hacia el desarrollo de competencias claves en el alumno, que lo ayuden a participar productivamente en la sociedad contemporánea con base en una formación tecnológica del mundo en que vive. Formación que es alentada por la comprensión de los fenómenos científicos involucrados en la experimentación, matemáticamente analizados, utilizando Laboratorios Tecnológicos, cuyas tecnologías corresponden a aquellas que las empresas auspiciadoras pretenden introducir o perfeccionar en el mercado.
 
De esta forma, los profesores ahora requieren de una capacitación de formación emprendedora y la adquisición de recursos tecnológicos, para apoyar a la educación de matemáticas y ciencias utilizando el Programa de Educación Tecnoemprendedora, capacitación que debe estar de acuerdo a los contenidos de los materiales educativos auspiciadores. La estrategia metodológica está centrada en los estudiantes de cursos de 40 alumnos, como protagonistas de un proceso, flexible, significativo, contextualizado e integrador hacia la comunidad local, donde las empresas auspiciadoras buscan crear masas críticas de tecnoemprendedores, como caldo de cultivo de nuevas empresas asociadas en torno a procesos productivos o clusters tecnológicos.
 
Dependiendo del rubro de las compañías auspiciadoras y de los productos educativos que se diseñe, el Programa de Educación Tecnoemprendedora, también puede ser tomado como un servicio de Marketing Educativo que la Corporación Indoamérica® ofrece a las empresas auspiciadoras, el que tiene el objetivo de crear una masa crítica de tecnoemprendedores, que tenga el potencial de crear o fortalecer clusters de empresas:
  • Clientes, usuarios de productos de los auspiciadores, como podría ser e caso de empresas de hardware y software informático, instrumentos científicos, de control de procesos, etc.
  • Proveedores, que abastezcan de insumos para sus procesos, como podría ser el caso de empresas industriales, de alimentos, etcAl índice
3.   El Centro de Promoción del Tecnoemprendedor®: apoyo, animación y asistencia técnica
 
El emprendimiento de servicios, voluntarios y/o comerciales, se basa en la creatividad, el desarrollo intelectual y el estímulo social para desarrollar liderazgos, proporcionado por la comunidad educativa organizada en un Centro de Promoción del Tecnoemprendedor®, o Centro PTE, asociada al Centro Educativo afiliado a la Corporación Indoamérica®. El Centro PTE es la parte visible y real (no virtual) de la organización de los servicios de apoyo, animación y asistencia técnica, en el cual se pone a prueba la ejercitación de los valores definidos como los Objetivos Transversales del Programa ETE, lo cual ayuda al estudiante líder para manejar información, así como las fuentes de esa información, que lo estimulen a plantear problemas, identificar oportunidades de productos y servicios, posibilitándole establecer las alianzas para desarrollarlos.
 
El perfil del educando que esperamos lograr con el aprendizaje en el Programa ETE, en el cual interviene el Programa de Marketing Educativo de la empresa auspiciadora, se caracteriza por tener:
  • Capacidad para identificar problemas y oportunidades de productos y servicios, sobre la base del conocimiento tecnológico adquirido, tener acceso y manejar fuentes de información.

  • Capacidad para formular, desarrollar y presentar propuestas de solución a los problemas u oportunidades identificados.

  • Desarrollo de destrezas técnicas, relacionadas con la solución adoptada.

  • Capacidad de manejo de herramientas informáticas, y habilidades de comunicación oral y escrita.

  • Disposición hacia la autoformación, como signo distintivo de madurez y competencia personal.

La formación de estudiantes en estas competencias determina la necesidad de definir un proceso interdisciplinar y transdisciplinar apoyado en la Educación Tecnológica y en la Informática Educativa como ejes transversales; sin embargo para lograrlo no es suficiente con tener claridades conceptuales, se hace necesario todo un proyecto local, centrado en la comunidad educativa, que cree las condiciones requeridas en el Centro PTE con:

  • La estructura administrativa

  • La disposición de profesores para la capacitación docentes

  • La dotación de infraestructura, para su uso por la comunidad educativa y local

  • La creación de una cultura informática en toda la comunidad educativa y local Al índice

4.   La Multimedia Educativa del Programa de Educación TecnoEmprendedora
 
Para las empresas, el Programa ETE se define como una herramienta de marketing y educación que pueden utilizar con una oferta tecnológica adecuada, para el perfeccionamiento y crecimiento de sus respectivos mercados de Clientes o Proveedores. Debe notarse que la cobertura y extensión del Programa ETE dependerá del plan de negocio, que formule el auspiciador para  atraer a los apoderados y vecinos del Centro Educativo.
 
El Plan del Marketing Educativos entonces comienza con formular el plan de negocio al cual el auspiciador desea invitar a una comunidad local, para luego diseñar la estrategia educativa para crear el ambiente social en torno a la idea de negocio: utilizando la oferta tecnológica y desarrollando un kit prototipo de Laboratorio Tecnológico. Para el diseño, coordinación del desarrollo y control del uso de un laboratorio, el Programa de Marketing Educativos de la empresa, considera a un profesional o Director, cuya misión es integrar y administrar los media que pueden ser los siguientes:
  • Video motivacional para alumnos de nivel definido, para exposición en sala multimedia del colegio
  • Charla testimonial de alumno Líder, proveniente de otro colegio
  • Folletería escolar, a distribuir por alumno Líder post charla testimonial
  • CD con capacitación docente e información post laboratorio, para almacenaje en biblioteca
  • Material experimental inventariable, incorporado en el kit en arriendo
  • Material experimental fungible, en el kit en arriendo
  • Información en página Web para aprendizaje-e, guía del profesor y guía del alumno, con clave de acceso
  • Cuestionario entrevista post-laboratorio, del marketing educativo del auspiciador, enviado a alumnos por e-mail
  • Catálogo de productos y información técnica impresa, para almacenaje en biblioteca y para Monitor-Distribuidor
  • Folletería de productos comerciales, a distribuir por Monitor-Distribuidor
  • Mensajería de e-mailing para seguimiento comercial post laboratorio, con información promocional del auspiciador para estudiantes y adultos
  • Base de datos y administración remota, para el e-business, por el Director o Gerente del Laboratorio Tecnológico
  • Video demostrativo del plan de negocios, para exposición en sala multimedia del colegio, ante apoderados y vecinos interesados en conocer la proyección comercial del aprendizaje tecnoemprendedor®. Al índice
5.   Rol del Instituto para la Investigación y Desarrollo Industrial, IIDI®
 
El Programa de Investigación y Desarrollo de Laboratorios Tecnológicos para fines educativos estará a cargo del IIDI®, implicando con ello la búsqueda y desarrollo de proveedores (auspiciadores), la definición del mercado de usuarios (comunidades educativas locales), la comercialización del Marketing Educativo y todas sus variantes de productos y servicios. Los establecimientos educacionales serán atendidos a través de la Fundación TecnoEducas, mientras que los tecnoemprendedores y tecnoempresarios generados por el programa se organizarán a través de la Corporación PCCM, entidad ya definida, pero a constituir en un futuro próximo.
 
Definido el interés de una Comunidad Educativa por la oferta de una Secuencia de Laboratorios Tecnológicos para los estudiantes de cursos determinados, es preciso realizar un Taller de Planificación Estratégica, con la participación de directivos, administrativos, profesores y apoderados seleccionados, con objeto de definir la forma en que el Programa ETE se integra a la Visión, Misión y Objetivos del Centro Educativo y comprometer su comunidad en la organización de un Centro de Promoción del Tecnoemprendedor® (Centro PTE).
 
Como resultado del Taller debe derivar una Comisión de Sistemas, formada por la Dirección Institucional y autoridades docentes de las áreas informática, educación tecnológica, administrativa y otras relevantes del Centro Educativo. Esta Comisión debe dar origen al programa de actividades del Centro PTE, con servicios a la comunidad, en el cual tomen parte personal de la institución y apoderados seleccionados por la Dirección. El programa del Centro PTE debe contemplar:
  • mejorar los procesos de enseñanza - aprendizaje
  • definir los factores críticos de éxito
  • las etapas
  • las estrategias propias de cada una, y
  • las metas a alcanzar Al índice
6.   Referentes del Programa de Marketing Educativo
 
Es un hecho reconocido que la intervención de la empresa privada en el sistema educativo es un factor de desarrollo económico, sin embargo es la intervención del sector productivo el que imprime velocidad y sentido utilitario a la educación, que en los niveles básico y medio, a veces se le menciona como "educación para el trabajo productivo". Sin embargo esta educación utilitaria tiene un sentido amplio que va más allá de la enseñanza superior, confundiéndose con el postgrado y las actividades de investigación y desarrollo que hacen las empresas industriales de países desarrollados, en sus laboratorios propios o en alianza con universidades.
 
El Marketing Educativo en las áreas tecnológicas y de producción de países desarrollados es una actividad ya concebida desde los años 40, cuando se fundó la Educational Marketing Association, que reunió a fabricantes diversos con el propósito de promover la integridad y honestidad en todos los negocios relacionados al campo educacional en Canadá. Actualmente estas áreas son fuertemente explotadas, especialmente por compañías que buscan introducir sus innovaciones comerciales en la mente de estudiantes, considerados como futuros clientes. Sin confundirlos con laboratorios de Investigación y Desarrollo (I&D) de nuevos procesos y productos, no es extraño observar laboratorios de empresas al interior de universidades, en los cuales se ensayan y promueven usos de nuevos materiales, componentes instrumentales, o tecnologías productivas, incluso en países de Sudamérica: Alcoa en Brasil, etc.
 
La intervención del sector privado en la educación chilena ha evolucionado desde empresas meramente educativas, incluyendo a colegios, universidades y fabricantes de material educativo, a programas que comienzan a dar un mayor carácter utilitario a la educación, tal es el caso de organismos con programas que reciben colaboración o son dirigidos por el sector productivo, como es el caso de Cide, SOFOFA e Inacap, programas que alcanzan hasta niveles de enseñanza superior, con la formación de profesiones de ingeniería, para cargos operativos o ejecutivos. Sin considerar los postgrados universitarios en áreas de ciencias y tecnología, que todavía tienen una fuerte orientación académica, la intervención del sector privado en la "educación para el trabajo productivo" a nivel de postgrado, presenta gran dinamismo en la oferta de MBA los que, sin embargo, se limitan principalmente a áreas administrativas de la empresa, dejándose ver las pocas de ofertas especializadas en las áreas tecnológicas y de producción.
 
A nivel de enseñanza pre-universitaria, han iniciado sus actividades los programas financiados por ChileCalifica, desde 2003, y en Latinoamérica con un enfoque diferente, se conoce la experiencia del Colegio Montessori de Medellín, Colombia, realizado para insertar la Informática Educativa, de la cual se recomienda un cuidadoso seguimiento en lo referente al cumplimiento de los indicadores y la detección oportuna de las dificultades, y una formulación de planes estratégicos a mediano plazo (5 años), con el fin de permitir la evaluación de cada una de las etapas y la retroalimentación de las mismas con el fin de verificar su impacto.
 
Los aspectos contemplados como factores críticos de éxito, para el caso de la Informática Educativa fueron:
  • Desarrollo de un completo programa de capacitación a todo el personal docente y administrativo

  • Diseño e implementación de una Infraestructura Flexible y con proyección al futuro

  • Promoción de la aplicación de la informática como medio facilitador de los aprendizajes escolares y de las labores académicas y administrativas y

  • Promoción de la Cultura Informática.

En nuestro caso, junto con avanzar en la adopción de la Informática Educativa como medio, de acuerdo a los planes y programas que posee el Proyecto Enlaces para las Escuelas y Liceos del Ministerio de Educación de Chile, nuestra atención se enfoca en desarrollar la Educación Tecnológica experimental, con Laboratorios Tecnológicos como marketing educativo de la empresa tecnológico-industrial, para aplicar en salas de laboratorio de ciencias y tecnología con apoyo multimedia, para ser entregado como material educativo dentro del programa educativo o como actividad extraprogramática. Al índice
 

7.   Resultados Esperados del Programa de Marketing Educativo

 

La evaluación de resultados de la ejecución de Laboratorios Tecnológicos se considerará en dos aspectos:

  • Resultados Educativos: Consideran el impacto de contenido y diseño experimental para el logro de los objetivos fundamentales definidos expresamente en el producto educativo o Laboratorio Tecnológico, los cuales se evalúan con calificaciones del aprendizaje logrado por los alumnos del curso. Debe notarse que estas calificaciones pueden variar de un colegio a otro, dependiendo de la motivación y expectativas que se formulen en la mente de los alumnos, entre otros factores, acerca de la utilidad y beneficios del conocimiento a adquirir con la práctica experimental.
  • Resultados Emprendedores: Considera el impacto de contenido y diseño del material promocional y motivador del espíritu emprendedor, para lograr los objetivos transversales entre los cuales están
    • La ejercitación y reconocimiento de valores, y
    • La obtención de resultados de emprendimientos
Para lograr el óptimo en ambos resultados y seleccionar contenidos y diseños del material educativo de base tecnológica, el Programa de Marketing Educativo da prioridad al interés de las empresas auspiciadoras por invertir en educación, antes que en la existencia de concordancia con los programas ministeriales. El Programa ETE considera válida esta opción para incluir materias no consideradas en los programas ministeriales, con la convicción de que los contenidos llegarán a ser incorporados al currículum, cuando la demanda o necesidad del mercado lo justifique.
 
De esta forma, el resultado a mediano plazo de un programa de Marketing Educativo de una empresa, deberá reflejarse por resultados educativos y emprendedores cuantificables a través de parámetros sociales de desarrollo humano, en las comunidades seleccionadas. Al interior de la empresa auspiciadora, los resultados a mediano plazo se reflejarán por rendimientos económicos, cuantificables por incremento de las ventas en el sector, si el programa fue diseñado para desarrollar clientes, o por la generación de nuevas líneas de negocio o aseguramiento de insumos, si el programa fue diseñado para generar nuevos proveedores. Al índice
 
8.   Conclusiones
 
De la descripción de este programa es fácil ver que la Estrategia de Desarrollo, que propone, se basa en las necesidades tácticas de las empresas industriales que existen en Chile, lo cual deja pocas opciones de desarrollo, ya que nuestro fuerte está en la agroindustria, forestal, minero y pesquero. La industria manufacturera chilena, que es la que agrega mayor valor a los bienes, merece crecer más para equipararse a la competencia mundial.
 
Sin embargo, el Programa de Marketing Educativo ofrece la posibilidad de integrar a la industria nacional con los proveedores que sea capaz de desarrollar, en clusters tecnológicos propios o como proveedora, a su vez, en redes internacionales de manufactura de alta tecnología. En esta etapa corresponderá explorar los Programas de Investigación y Desarrollo de la Comunidad Europea y de compañías transnacionales, con plantas de producción o manufactura en Chile, que busquen proveedores para sus insumos especiales, para entrar en sistemas generadores de spin-off tecnológicos.
 
De esta forma el Programa de Marketing Educativo representa una primera fase hacia la Industrialización Tecnológica, la cual necesariamente se debe construir de cara al mercado, observando qué conocimiento podemos capturar, mediante investigación y desarrollo, y laboratorios tecnológicos, donde la Cooperación Internacional y los acuerdos de libre comercio deben utilizarse para crear ventajosamente en Chile, empresas industriales que puedan maximizar el valor agregado en cada producto. Ver Industrialización Tecnológica. Al índice
 

Corporación Indoamérica®

 

Consultas